EL SUEÑO DE LA CASI PROPIA…

Actualizado: jun 26





A propósito de las expectativas de tasas de interés, surge siempre la pregunta de: ¿Si arriendo boto plata a la basura?


Es muy probable que más de alguna vez haya escuchado el siguiente comentario: “siempre es preferible pagar un dividendo que arrendar, pues al menos así estoy invirtiendo en una propiedad, mientras que al arrendar estoy botando la plata todos los meses”. Sin embargo, en esta afirmación no se toma en cuenta el hecho de que al arrendar se está pagando por un servicio prestado, que es “habitar” la casa en cuestión.

Otro error, es que muchas veces la gente asume que todo el monto que paga en un dividendo es ahorro. En otras palabras, cree que está “capitalizando” el 100% del dividendo en su propiedad.


Esto no toma en consideración que dicha cuota se compone de dos partes: pago del capital y pago de los intereses del crédito. Al comienzo, cuando la deuda hipotecaria es todavía alta, una parte importante del monto va destinado sólo al pago de intereses, mientras que el saldo se capitaliza. A medida que pasa el tiempo y que la deuda va disminuyendo, la proporción se va revirtiendo hasta que los últimos dividendos se destinan prácticamente en un 100% para el pago del capital


Es por ello que antes de decidirse por comprar hay que comparar lo que se va a gastar en intereses con lo que se gastaría en arrendar un bien similar. Por ejemplo: usted está interesado en comprar un departamento que cuesta 4.000 UF. El banco le ofrece un crédito a 20 años por el total del monto, a una tasa efectiva de UF + 4,5% anual. (equivalente a UF + 0,367% mensual calculado en forma compuesta). El dividendo por este crédito sería de 25,11 UF.


¿Conviene tomar el crédito?


En principio habrá que saber qué parte de las 25,11 UF corresponden a intereses. La tasa mensual multiplicada por el monto de la deuda son intereses (4.000 UF x 0,367%) es decir, 14,70 UF. La diferencia de 25,11 – 14,70 (10,41 UF), corresponde al pago del capital del préstamo en la primera cuota. Si arrendar un departamento similar cuesta menos de 14,70 UF, entonces conviene arrendar y destinar la diferencia (las 10,41 UF) al ahorro. En esta situación diríamos que el mercado del arriendo de propiedades está “barato” con relación al mercado financiero.


Fuente: E-Class / Finanzas Personales / Francisco Matte / UAI

Suscríbete a mimejoropcion