Formulario de suscripción

 

Guía para empezar a ahorrar.


Que hayas llegado hasta aquí es una buena señal. Significa que, como poco, reconoces lo importante que es ahorrar. Puede que incluso ya tengas una buena salud financiera o que te hayas atrevido a volver a intentarlo. Menos mal.


El primer paso para ahorrar es querer hacerlo; y querer es poder.

7 asesores financieros que han hablado con Business Insider España y han ayudado a construir una guía de ahorro. Creen que en la toma de consciencia está la clave para empezar a guardar dinero para el futuro.


El siguiente paso es decidir cuánto se quiere ahorrar y para qué. Es decir, el objetivo de ahorro. Al final, el ahorro es un hábito que se construye como cualquier otra rutina, con compromiso y periodicidad.

Seguro que no es necesario explicarte por qué ahorrar es una prioridad para ti. Es una necesidad actual para el futuro. Y, aunque muchas personas lo vean como un constante sacrificio, tú seguramente sepas que tener salud también significa tener unas sólidas finanzas personales.


Por eso, el mejor momento para empezar a ahorrar siempre va a ser ahora.


Hay diferentes métodos de ahorro y consejos que te ayudarán a guardar dinero y conseguir tus objetivos financieros. Pero lo más importante es que tengas una meta financiera y desarrolles un plan para terminar haciendo que tu dinero trabaje por ti.


Si aún no sabes cuál va a ser tu primer objetivo, construir un fondo de emergencia te puede acercar a la libertad financiera a la que todos aspiramos. A partir de ahí, podrás asumir más gasto para incrementar tus ingresos e incluso seguir elevando tu capacidad financiera hasta afrontar la inversión.


Ahora bien, antes de correr hay que saber andar. Algunos conceptos asociados al hábito del ahorro deberían quedar grabados en tu memoria para siempre.


3 pasos para empezar a ahorrar.


  1. Conocer tu patrimonio: Antes de empezar a ahorrar tienes que conocer tu patrimonio. Es decir, lo que tienes menos lo que debes. Con nuestro planificador financiero esto te resultará muy fácil.

  2. Tener un objetivo financiero: Un fondo de emergencia es dinero que has reservado para determinadas contingencias que, inevitablemente aparecen, y te ayuda a que tus finanzas personales no se vean afectadas.

  3. Hacer un presupuesto personal desde cero: Por último, tienes que planificar qué vas a hacer con tu dinero. Saldar las deudas y proyectar tu objetivo. Es fácil y rápido crear un presupuesto para controlar tus gastos mensuales. Con nuestro planificador financiero esto te resultará muy fácil.

Después de preguntar a varios expertos qué es lo primero que tenía que hacer para empezar a ahorrar resulta que todos me dijeron lo mismo: tener un hábito, un objetivo y una planificación.

Herramientas para empezar a ahorrar.


Lograr un ahorro desde la nada es algo que casi todo el mundo quiere conseguir dentro de sus finanzas personales. El objetivo siempre es el mismo: dar con la tecla que proporcione un buen hábito para ahorrar, alcanzar la libertad financiera y lograr una jubilación exenta de preocupaciones.


La parte más difícil de las finanzas personales es la parte personal, no la financiera. Nos metemos mucho en los números y se deja a un lado la parte emocional. Lo que va a hacer el cambio realmente es cómo gestionas tus emociones y cómo te controlas a ti mismo.

Automatizar transferencias, recortar gastos, usar aplicaciones para hacer consciente de adónde va tu dinero… Todo vale.


Los métodos de ahorro probados a nivel internacional son variados, desde el Kakebo japonés, pasando por el reto de los 365 días, hay múltiples fórmulas que pueden servir de soporte para tu capital.


El secreto para ahorrar de verdad todos los meses es dedicar dinero al ahorro antes de gastarlo. Es decir, tratar las cantidades que quieras apartar a final de mes como un gasto más. Dicho de otra manera, no dejar el concepto del ahorro para el final de cada mes, pues no conseguirás lograr tus objetivos

Esto es más sencillo de lo que piensas y no te llevará ni 5 minutos.


¿Qué se necesita hacer para seguir este truco que funciona a las mil maravillas?


Es aconsejable que abras una segunda cuenta bancaria en el caso de que aún no dispongas de una. O que ocupes el mecanismo de descuento por planilla. Necesitas entrar tu banca electrónica de tu entidad y ordenar que te hagan una transferencia automática el día que suelas cobrar tu sueldo; o solicitar al área de recursos humanos de tu compañía un descuento por planilla mensual para que antes que recibas tu salario ya hayas destinado una porción de este a tu ahorro.


Tu fuerza de voluntad es limitada y puede fallar, pero una transferencia automática o descuento por planilla con el fin de ahorrar es algo que no tiene mucho margen de error.

Al ahorrar previamente no tendrás que preocuparte de guardar dinero cada mes, pues lo estarás haciendo tan pronto des la orden a tu entidad bancaria. Asimismo, igual que hasta ahora te ha costado ponerte en marcha, también te costará dar marcha atrás y deshacer esa orden de transferencia.


Como se suele decir: ojos que no ven, corazón que no siente.

El gran problema que tiene el dinero es que si está en tu mano se terminará evaporando tarde o temprano. Al enviar el ahorro a otra cuenta ya no lo tendrás a la vista, te costará más usarlo y en menos de 2 meses ya no lo echarás en falta.


Así se puede comenzar, simplemente, con el 5% de tus ingresos.



Fuente: Business Insider España. Se han adaptado y extractado textos.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Libérate de deudas, cargas y estrés. 

Vive tu

Bienestar

Nuestra misión es  ayudarte a restaurar tu equilibrio financiero y emocional para que puedas prosperar.